Cómo ahorrar dinero en la factura telefónica de la empresa

Las facturas en telefonía han sido durante años una parte importante de los gastos fijos mensuales de cualquier empresa. Con los sistemas de comunicaciones tradicionales, las compañías se veían atrapadas en contratos permanentes en los que era obligatorio incluir servicios innecesarios y por los que se cobraba un importe elevadísimo.

Este aspecto era el causante de una serie de gastos extra que, pudiéndose evitar, conseguían desnivelar en gran medida los costes mensuales fijos, algo que sin duda afecta mucho a los resultados de cualquier negocio.

La aparición de la telefonía basada en protocolos de Internet permitió que esta situación cambiara radicalmente, y su constante desarrollo supone una gran oportunidad para cualquier tipo de organización, ya que gracias a esta tecnología los costes se reducen de un modo considerable.

Según diversos estudios llevados a cabo entre los responsables de varias empresas de diferentes tamaños y sectores de actividad, el ahorro al implementar sistemas de comunicación basados en VoIP puede llegar a ser de hasta un 60 por ciento, dependiendo de las características y necesidades de cada caso.

Las razones que sustentan este ahorro y que permiten que la telefonía IP sea mucho más económica que la tradicional son variadas. Estas son algunas de las más importantes:

¿QUIERES SABER MÁS DE ESTE SERVICIO?

— CONTACTO —

  • No requiere infraestructura previa: si nuestra empresa cuenta con un dispositivo conectado a internet, ya estamos en plena disposición de utilizar la tecnología de VoIP. Para realizar y recibir llamadas necesitaremos instalar un softphone gratuito, que es un programa que nos permite llevar a cabo esta tarea y que se utiliza con un auricular USB. También existe otra posibilidad: adquirir un teléfono IP, cuyo coste puede ser de poco más de 20 euros.
  • No necesita instalación: Para comenzar a utilizar la telefonía VoIP no es necesario realizar instalaciones previas. Tan sólo necesitamos conectar el teléfono y ya podemos empezar a funcionar, de manera inmediata y sin ninguna complicación.
  • Reducción de costes en diferentes llamadas: hay cierto tipo de llamadas que se pueden llevar a cabo a través de una centralita virtual IP sin costes excesivos, e incluso en algunos casos sin ningún cargo adicional.

 

Es una de las razones por las que las facturas de teléfono se reducen considerablemente, y estos son los casos:

 

  • Llamadas internacionales: con VoIP, las llamadas internacionales se pueden realizar a precios mucho más asequibles que con la telefonía tradicional, con la que suponían costes elevadísimos.
  • Comunicaciones internas: las comunicaciones entre números de una misma empresa y entre líneas internas, aunque estas se encuentren ubicadas en distintas sedes, son gratuitas. Esto, si tenemos en cuanta la cantidad de llamadas diarias que se producen, nos lleva a la conclusión de que el ahorro es más que considerable.
  • Llamadas a móviles: de la misma manera, las llamadas a líneas móviles tampoco suponen un gasto adicional, como venía sucediendo hasta ahora. Con esto ocurre lo mismo que con el caso anterior. En la actualidad, estamos inmersos en una sociedad hiperconectada, por lo que las llamadas al móvil se multiplican constantemente. El hecho de que estas puedan ser gratuitas lleva consigo un ahorro muy destable.

PRUEBA GRATIS NUESTROS SERVICIOS

900 730 030

En resumen, con todas estas llamadas gratuitas conseguimos que la factura de telefonía de nuestra empresa se reduzca hasta en un 60 por ciento.

  • Acceso a servicios extras sin cargo añadido: por otro lado, existen servicios adicionales que las compañías tradicionales ofrecían, pero cobrando una cuota mensual por ellos, e incluso, en ocasiones era obligatorio contratarlos aunque no los utilizáramos. Con IP, esto no sucede. Y, de hecho, podremos acceder a un gran número de aplicaciones sin que la factura final se incremente. Algunos ejemplos son los mensajes de voz, las llamadas en espera, el enrutamiento o la identificación de llamadas, entre otros.
  • Movilidad sin facturación añadida: Gracias a la centralita virtual, nuestros empleados pueden realizar llamadas y recibirlas, independientemente del lugar del mundo donde se encuentren, siempre y cuando cuenten con una conexión a Internet.
    Una vez más, este servicio no incrementará el coste final y asegurará una continuidad absoluta del rendimiento de la empresa, ya que no habrá parones de actividad en ningún momento. Además, facilita al máximo el teletrabajo, y más en estas circunstancias en las que nos encontramos en la actualidad.

  • Escalabilidad y flexibilidad: la escalabilidad de las prestaciones de VoIP es otra de las razones por las que este sistema de comunicación resulta más económico. Los planes se pueden modificar cuando sea necesario, ya que no cuentan con ningún tipo de permanencia, por lo que podremos aumentar o disminuir los servicios según las necesidades de nuestra empresa varíen, de manera rápida y sencilla.
  • Mantenimiento remoto: los proveedores de VoIP serán también los encargados de llevar a cabo un servicio de mantenimiento preventivo, que se realizará de manera remota. Esto tiene dos ventajas. La primera es que no será necesario interrumpir el trabajo de nuestros agentes durante el proceso. La segunda es que se podrán prevenir problemas antes incluso de que surjan.

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?