Descubrimiento del Curiosity en Marte

Cómo se transmite el descubrimiento del Curiosity

“Knock, knock… ¡llamando a la Tierra, aquí el Curiosity!”.

Esto, que es una recreación un tanto frívola de la complejidad y el avance tecnológico que supone comunicar dos puntos separados entre 60 y 100 millones de kilómetros a través del espacio, es lo que han conseguido decenas de años de investigación en el sector de las telecomunicaciones en nuestro planeta.

Descubrimiento del CuriosityPorque, al final de la película – de ciencia-ficción, por supuesto –, es lo que sucede: un pequeño robot llamando a la Tierra para saludar, enviar datos e incluso reproducir un hit musical como sucedió en agosto de 2012.

En aquella fecha, nuestro pequeño embajador terrestre en Marte, se inscribió en letras de oro en la historia de la conquista del espacio al lograr retransmitir la primera canción desde otro planeta hacia la Tierra. Algo así como abrir la posibilidad a que Cadena 100 o los 40 principales estableciesen un emisora marciana.

La canción elegida fue ‘Reaching for the stars’, un “pequeño paso musical” para el músico y empresario Will.i.am pero un gran salto para la humanidad que veía cómo sus avances tecnológicos le permitían ser cada vez más osados en sus planes de establecer sistemas de comunicación interplanetarias.

Más allá de las campañas de marketing que pone en marcha la NASA para justificar ante parte de la población mundial inversiones milmillonarias en investigación espacial, el hecho es que la comunicación entre la Tierra y Marte es un logro evidente pero seguro que os habéis preguntado alguna vez cómo se lleva a cabo esa comunicación entre los dos planetas. ¿Si nuestros móviles fallan cada dos por tres, ¿cómo se retransmiten los datos del Curiosity entre Marte y la Tierra?.

¿Cómo lo hace?

El Curiosity, por si mismo y aunque parezca increíble, puede comunicarse directamente con la tierra gracias a tres antenas situadas en la parte trasera de su estructura y así podemos enterarnos de cada descubrimiento del Curiosity en Marte.

Una de estas antenas, de corto alcance, funciona en la banda UHF de 400 MHz y se utiliza para comunicarse con los dos satélites que los terráqueos tenemos orbitando el planeta rojo pero las otras dos (una de baja ganancia y otra de alta ganancia) son de largo alcance y pueden comunicarse directamente con la Tierra.

Estas antenas son orientables y, de hecho, ni siquiera es necesario mover el rover para recibir o enviar datos. Sin embargo, es mucho más eficiente utilizar los dos satélites orbitales como “lanzadera intermedia” de los datos que el Curiosity envía a la Tierra.

Comunicación vía satélite

Descubrimiento del Curiosity

Estos dos satélites que reciben datos de Curiosity y los envían amplicados a la Tierra son el Mars Reconnaissance Orbiter, capaz de transmitir datos a 2 Megabits por segundo, y el Mars Odyssey, que puede seleccionar tasas de transferencia de 128 kilobits a 256 kilobits bits por segundo a diferencia del pequeño robot que se mueve en cifras de entre 500 bits a 32 kilobits por segundo, que es poco más de lo que podían hacer nuestros ordenadores aquí en la Tierra hace 15 años.

Ahora bien, la operación de emisión-recepción de datos entre el Curiosity y los satélites tampoco es sencilla, ya que estos sólo sobrevuelan la vertical de la posición de nuestro pequeño rover durante 8 minutos y en este tiempo son capaces de registrar en 100 y 250 megabites de datos.

Una vez han recibido la señal del rover, los satélites los envían a la Tierra y viajan, dependiendo de la situación del planeta con respecto a la Tierra definida  por los movimientos de estos respecto al Sol, alrededor de 225 millones de kilómetros hasta nuestro planeta. Y si os parece mucho trecho, pensad que la señal tan sólo tarda 14 minutos en llegar desde que sale de los satélites hasta que llega al Deep Space Network (DSN).

Descubrimiento del CuriosityEl DSN o la Red del Espacio Profundo de la NASA está compuesta por tres antenas de radio:

  1. Goldstone Deep Space Communications Complex en el desierto de Mojave, cerca de Goldstone, Estados Unidos.
  2. Canberra Deep Space Communications Complex en Canberra, Australia.
  3. Madrid Deep Space Communications Complex en Robledo de Chavela, Madrid, España.

Sí, en Madrid, en Robledo de Chavela. España es uno de los países destacados en el seguimiento de las misiones espaciales de la NASA y es uno de los que primero recibe cada descubrimiento del Curiosity. Para que luego digan. 😉

Además de que los satélites son capaces de enviar una señal más potente que el Curiosity, también están más tiempo “en contacto” con nuestro planeta por lo que pueden enviar mucha más información que si lo hiciese directamente el Rover.

El origen de la vida en la Tierra, ¿en Marte?.

Descubrimiento del CuriosityAdemás de canciones, el Curiosity está enviando a la Tierra información fundamental para que algún día lleguemos a saber cual fue el origen de nuestro universo, nuestro sistema solar, nuestro planeta y, quién sabe, quizá de nuestra propia especie.

Científicos como Francis Crick -uno de los descubridores del ADN- afirman que la evolución de nuestra especie habría sido imposible sin que se depositase en nuestro planeta procedente del espacio un código genético preparado para generar vida y, entonces sí, evolucionar hasta dar paso a una especie inteligente.

De hecho, si algo hemos ido a buscar a Marte, es la posibilidad de que, hace millones de años, el planeta rojo albergase formas de vida que, quizá una gran colisión lanzase al espacio en forma de microorganismos que anidaron en nuestro planeta (teoría de la panspermia).

Avance en las telecomunicaciones

De hecho, los últimos datos que ha enviado el Curiosity a nuestro planeta es la certeza de que, hace millones de años, el planeta rojo, ahora muerto, dispuso de un lago de agua dulce en el que podría haber albergado vida.

Sea como sea, lo que es evidente es que las telecomunicaciones de nuestra especie han avanzado hasta un punto en el que proezas como las que os acabamos de contar, son posibles. De ahí a nuestros sistemas de telefonía IP, de transmisión de datos y voz por Internet, y nuestros sistemas de call center con tecnología VOIP ha habido más de un paso que todos hemos recorrido juntos.

Y es que, como solemos decir en +IP, “la comunicación avanza, y nosotros con ella”.

+IP | Telefonía IP · CRM Software · Call Center · Contact Center · Centralita virtual

 

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?