Integración de TPV en la centralita virtual

La necesidad de ofrecer al cliente un sistema de pago virtual, cuando realizamos ventas telefónicas, hace imprescindible que las empresas cuenten con un TPV o Terminal de Punto de Venta integrado con la Centralita virtual de la compañía.

Gracias a esta implementación, los agentes pueden concluir una venta en la propia llamada, lo que hace que el cliente no tenga tiempo para segundos pensamientos. Además, ofrece al usuario un método seguro, eficaz y rápido para llevar a cabo los pagos, a la hora de adquirir un producto o servicio de manera remota.

 

¿QUIERES SABER MÁS DE ESTE SERVICIO?
CENTRALITA EN LA NUBE—

 

Cómo realizar la integración de TPV con una centralita en la nube

A pesar de que es la entidad financiera la que proporciona a la empresa el servicio que autorice a esta última a realizar los cobros remotos de cualquier tipo, a la hora de integrar un sistema de TPV con el sistema telefónico de la empresa vamos a necesitar un software de centralita virtual que nos permita realizar el cobro desde la misma llamada en la que hemos contactado con el cliente.

Es el caso de Asterisk, un programa de software libre que proporciona las funcionalidades de una central telefónica (PBX) y es capaz de realizar las funciones de una pequeña central telefónica y de trabajar tanto con líneas analógicas como con digitales. Además, es una herramienta muy interesante en los sistemas de VoIP, ya que soporta casi todos los protocolos.

Nuestro proveedor de VoIP nos proporcionará, si aún no contamos con ella, la centralita virtual e instalará y configurará la aplicación necesaria que haga posible el acceso a este servicio.

Una vez que la configuración se haya llevado a cabo, y el sistema esté listo para ser utilizado, el agente al concluir una venta podrá, desde la misma llamada, transferir al cliente directamente al sistema automático de pago, ya que al estar integrado con la centralita virtual esta permitirá realizar el contacto entre empresa y cliente y que se pase la llamada a la aplicación de cobro.

A través de este sistema, una locución solicitará al usuario sus datos personales, como nombre, número de la tarjeta, fecha de caducidad y CVC, además de en algunos casos un código de seguridad que el cliente recibirá a través de SMS en su móvil.

La gran ventaja de este sistema de pago es que el agente en ningún momento tiene acceso a los datos bancarios del cliente, lo que reduce el riesgo de uso indebido, y por lo tanto de fraude.

Además, estos datos no quedan registrados en ningún momento del proceso, lo que permite a la empresa cumplir con la normativa PCI DSS que regula la seguridad de los datos de las tarjetas de crédito o débito.

Cuando una compañía no usa este sistema automático de cobro, y es el agente el que tiene que manejar directamente los datos de pago del cliente, es necesario implementar una serie de medidas de seguridad, generalmente muy costosas, que aseguren la fiabilidad del servicio.

 

¿QUIERES HABLAR CON UN ESPECIALISTA?
900 730 030

Ventajas de la integración de la TPV con la centralita virtual

Además de la seguridad de las transacciones, que hemos comentado anteriormente, la integración de un TPV con la centralita en la nube ofrece una serie de beneficios a la empresa, sobre todo a los departamentos de Ventas y Atención al Cliente, a los que facilita enormemente el trabajo.

La capacidad ilimitada de tramitar los pagos, pudiéndose llevar a cabo numerosas transacciones a la vez, es sin duda alguna otra gran ventaja, sobre todo para Call Center que gestionan miles de llamadas al día y dónde un número elevado de ellas acaban en ventas.

Por otro lado, como la transacción se hace de manera fiable y rápida, lo que optimiza la experiencia de compra del cliente, que se siente más seguro a la hora de realizar el pago. De hecho, es uno de los métodos más utilizados, ya que los niveles de seguridad son muy elevados, por lo que el éxito y la confidencialidad de las transacciones son completamente fiables.

Y es que, como es este proceso no hay intervención humana en ningún momento, la posibilidad de error se elimina y además, aporta un beneficio extra: los datos no quedan almacenados ni expuestos a terceros. Es el banco quien recibe toda la información y se encarga de tramitarla de un modo directo. Es decir, el sistema no conserva estos datos en ningún soporte.

Asimismo, se trata de un sistema realmente fácil de gestionar: las opciones a la hora de llevar a cabo un cobro son muy variadas, pero una característica común a todas ellas es que son realmente sencillas, tanto para la empresa como para el usuario.

Por último, cabe destacar su coste reducido. Puesto que la mayoría de las empresas cuentan ya con una centralita virtual, debido a las ventajas que esta aporta a cualquier negocio, la implementación de este sistema de cobro es muy sencilla y económica. Atrás han quedado ya las grandes inversiones para contar con plataformas de este tipo.

 

Todos estos beneficios provocan un notable incremento en las ventas y por lo tanto en los beneficios de la empresa, y todo ello, sin necesidad de realizar una gran inversión inicial.

 

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?