¿Qué es una VPN? ¿Es necesaria para nuestro sistema de VoIP en la nube?

Aunque la conexión VPN no es una herramienta reciente, últimamente se está oyendo hablar mucho al respecto, y es normal que surjan ciertas dudas sobre si es necesario o no incluirla en nuestro sistema de VoIP en la nube.

Para aclarar estas posibles preguntas, lo primero que debemos saber es qué es una VPN y para qué sirve. Así podremos decidir si de verdad es ineludible para nuestra empresa en concreto o podemos funcionar correctamente sin ella.

 

¿Qué es una VPN?

Las siglas VPN corresponden a Virtual Private Network, o lo que es lo mismo, Red Privada Virtual. Esto quiere decir que a través de una conexión de este tipo podemos crear una red local privada, como su nombre indica, en la que cada uno de los dispositivos que la forman está conectado a través de internet, sin la necesidad de estar conectados entre sí.

Sin embargo, la característica importante de una conexión VPN es lo que llamamos túnel de datos, mediante el cual el dispositivo se conecta al proveedor de datos y de ahí a la VPN, en lugar de conectarse a los diferentes servicios que ofrece la web a los que queremos acceder.

¿QUIERES SABER MÁS DE ESTE SERVICIO?

— CONTACTO —

Puesto que es un túnel encriptado entre el equipo o dispositivo móvil y e internet, la conexión está totalmente protegida. Nadie a lo largo de la VPN puede interceptar, monitorear ni alterar las comunicaciones que se produzcan. Y no solo evita que los datos sean interceptados: también oculta nuestra dirección IP, la cual, de otro modo, podría ser utilizada para identificarnos cuando navegamos por la web.

Las 3 aplicaciones imprescindibles de una VPN para la empresa

Las aplicaciones prácticas para la empresa de una conexión VPN son diversas, pero estas son las tres más importantes y por las que habitualmente las compañías suelen decidirse a la hora de contratar una conexión de este tipo:

  1. Teletrabajo: las empresas utilizan las centralitas en la nube para poder ofrecer teletrabajo a sus empleados, cada vez de forma más habitual. Por ello, evidentemente es la aplicación más obvia y útil para la organización.Esto es posible gracias que permite interconectar redes que no están físicamente conectadas de manera segura mediante una conexión VPN. Es el modo de conseguir un entorno sólido, donde el acceso está protegido, la información cifrada y se dan todos los requisitos necesarios para que el trabajo en remoto sea una realidad factible y eficiente, tanto para la compañía como para los empleados.

 

  1. Conexiones seguras: mediante una VPN se establece una conexión desde un punto A a un punto B, de manera que nadie pueda ver el contenido de los paquetes de datos, aparte de los remitentes en el punto de origen o los destinatarios en el de entrega. Es una máximo que nunca debemos dejar de lado en las conexiones en remoto: la seguridad es lo primero.

 

  1. Acceder a contenido bloqueado: por otro lado, al utilizar una conexión VPN, no se puede reconocer la ubicación, por lo que es posible acceder a contenido bloqueado por motivos geográficos, o incluso evitar la censura de ciertos países en determinadas páginas vetadas.

 

Ventajas de usar una VPN para nuestro sistema de VoIP virtual

El uso de una conexión VPN ofrece a la empresa una serie de ventajas entre las que podemos destacar las siguientes:

PRUEBA GRATIS NUESTROS SERVICIOS

900 730 030

  • Comunicación continua y sin cortes: el principal beneficio que han traído consigo las Redes Privadas Virtuales es que podemos estar conectados de un modo permanente, no solo con otros usuarios, si no entre todos los departamentos de la empresa. Una VPN permite una comunicación fluida entre todos los ordenadores de las empresas, independientemente de donde se encuentren, y esta posibilidad incide de manera directa en el rendimiento del negocio y, como consecuencia, en sus resultados.
  • Seguridad: como hemos dicho, mediante el cifrado y la imposibilidad de los intermediarios de conocer el contenido de la información trasmitida, la conexión VPN ofrece una capa de seguridad extra. Eso sí, es importante no olvidar que será tan fiable como lo sea el proveedor que la proporcione. Como en todo lo que rodea a la tecnología, es imprescindible apoyarse en socios que nos aseguren un servicio eficaz y muy confiable.
  • Privacidad: gracias a una conexión VPN se consigue un alto grado de intimidad, puesto que no hay posibilidad de descifrar la ubicación de conexión, los hábitos de navegación o las marcas de tiempo.

  • Ahorro: el uso de este tipo de redes cuenta con importantes ventajas económicas, puesto que eliminan muchísimos costes en comparación con el desembolso que suponen las conexiones punto a punto. Además, si contamos con un proveedor se servicios, tendremos acceso a paquetes de servicios y descuentos muy interesantes para ahorrar en las facturas.

Inconvenientes de incluir una VPN en el sistema de VoIP en la nube

A pesar de la cantidad de pros de estas redes, también tienen alguna desventaja, por lo que deberemos valorar, en nuestras circunstancias concretas y teniendo en cuenta las características de nuestra empresa, si es adecuado o no utilizar una conexión VPN.

Lo cierto es que los inconvenientes de este tipo de herramienta no son muy numerosos, solo son un par de ellos los que las compañías suelen tener en cuenta  a la hora de decidir:

  • Ancho de banda adicional: debido a todo el cifrado del que hemos hablado, vamos a necesitar un ancho de banda mayor, que será necesario para la transmisión de llamadas. Por lo que si no es suficiente, posiblemente inutilizará llamadas de conexiones más lentas.
  • Coste: para que una conexión VPN sea práctica y útil requiere de una serie de características adicionales que pueden elevar el precio, por lo que es conveniente que consultes a tu proveedor de VoIP antes de contratar una.

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?