Teletrabajo con centralita en la nube: beneficios para la empresa

El paso de la centralita física a la virtual se ha convertido en los últimos años en  una de las principales prioridades de las empresas a nivel mundial. Además del evidente ahorro económico que supone este cambio, la centralita en la nube ofrece a las compañías una serie de ventajas y de posibilidades que de otra manera no estarían a su alcance.

Una de las más beneficiosas tanto para la empresa como para los empleados es la implementación del teletrabajo, mediante el cual la jornada laboral se lleva a cabo, de manera habitual, desde casa o desde cualquier otro lugar elegido por los empleados.

Y gracias a la centralita en la nube, ciertas empresas cuya actividad lo permite, han optado por esta modalidad de contratación para la mayoría de sus empleados, ya que lleva consigo una serie de ventajas no sólo para la organización, sino también para el personal.

Todos sus pros han permitido que el trabajo remoto sea una tendencia al alza. Y si bien es cierto que el despegue definitivo de esta modalidad ha venido de la obligatoriedad marcada por la crisis de

¿QUIERES SABER MÁS DE ESTE SERVICIO?

— CONTACTO —

la Covid-19 de quedarse en casa, los analistas coinciden en afirmar que serán muchas las empresas que implanten de un modo definitivo esta manera de trabajar después de haber comprobado sus beneficios de primera mano.

Las grandes ventajas del teletrabajo para los empleados y el negocio

Uno de los principales beneficios que el teletrabajo aporta a los empleados es, evidentemente, el ahorro de tiempo y dinero que se utiliza en el modelo presencial para desplazarse a las oficinas. Con el trabajo remoto nos ahorramos una media de 45 minutos, y lo mismo en volver. A esto hay que sumar además el gasto en gasolina o en transporte público que implican los desplazamientos.

La conciliación familiar es otra gran ventaja de esta nueva forma de desempeñar nuestra actividad laboral. Puesto que aporta una mayor flexibilidad horaria, podremos adaptar el horario laboral de manera que no interfieran en nuestras obligaciones si tenemos personas dependientes a nuestro cargo. O simplemente para organizar los horarios diarios o semanales según nuestras preferencias.

Por otro lado, la flexibilidad geográfica también es mayor. De hecho, si la compañía cuenta con una centralita en la nube que permita el teletrabajo, los empleados que habitualmente realizan su labor en las oficinas pueden seguir haciéndolo cuando están fuera, en una reunión o en un viaje de negocios. Gracias a esto, las tareas nunca se verán interrumpidas y por lo tanto, el rendimiento del negocio será máximo.

Además, con esta forma de trabajar no sólo ahorra el trabajador, también la empresa reduce sus gastos en infraestructuras. Así, se evita de un modo inmediato el alquiler de oficinas, de espacios para reuniones y elimina todos los costes asociados a esto, como las facturas de la luz o el agua. Asimismo, de modo paralelo, también disminuye considerablemente el gasto de materiales de oficina. Si sumamos cada uno de estos números, al final de mes el ahorro es más que considerable.

Por último, con el teletrabajo, una organización amplía la posibilidad de acceder a empleados más preparados y de retener a los de más talento. Entre estos, cabe destacar las nuevas generaciones de jóvenes, entre cuyos reclamos a la hora de elegir un puesto es poder desempeñarlo de un modo remoto.

PRUEBA GRATIS NUESTROS SERVICIOS

900 730 030

Centralita en la nube y teletrabajo. 5 pasos para la implementación

Para que una empresa pueda implementar el teletrabajo es necesario que lo haga siguiendo una serie de pautas. No se trata de enviar a los empleados a casa sin más. Debe contar con el respaldo de una estrategia para que esta decisión sea efectiva para el desarrollo del negocio. Estos son las 5 más importantes:

  1. Contratar una centralita en la nube: es el primer paso, ya que sin una centralita virtual, la implementación no sería posible. La parte positiva es que, puesto que no requiere inversiones iniciales muy elevadas ni configuraciones complicadas, el paso de la centralita física a la virtual es un proceso fácil, económico y rápido.
  2. Dotar de equipos adecuados a sus empleados: para que un trabajador pueda desempeñar sus tareas profesionales desde casa, necesita un equipo adecuado. Pero de nuevo, tampoco esto va a

  1. suponer una gran inversión extra, ya que sólo va a necesitar un ordenador (que, por lado, necesitaría igual si trabajara en la oficina), y una conexión a Internet, que suele existir en casi todos los hogares españoles.A la hora de contratar personal para teletrabajar, se le suele dotar del equipo necesario, pero también se puede negociar si este lo aporta el empleador o el empleado. Esto ya depende de los intereses de la compañía y se deberá ver caso a caso.
  2. Mantener las vías de comunicación activas permanentemente: a lo largo de toda la relación laboral es importante que el empelado no se sienta abandonado. Es imprescindible que exista una vía de comunicación constante entre los responsables y los miembros de cada equipo. Para ello, existen varias herramientas que como Microsoft Teams facilita la comunicación mediante chats, reuniones virtuales o videoconferencias.
  3. Formar a los trabajadores: si queremos que un trabajador realice su labor adecuadamente, ya sea en la oficina o fuera de ella, deberemos poner a su disposición los protocolos de actuación habituales.
  4. Formar al equipo de coordinación y supervisión: de la misma manera, las personas encargadas de supervisar o coordinar a los teletrabajadores deberán no solo estar formados, sino familiarizados con los citados protocolos de actuación.

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?