TPV virtual para aceptar pagos telefónicos

Un TPV virtual es la versión en la nube del datáfono, que encontramos en una tienda física, para pagar con nuestra tarjeta de débito, crédito o con el móvil. Con el TPV virtual podemos hacer lo mismo, pero mediante una página web o una llamada telefónica, y dada la proliferación del comercio electrónico se ha convertido en una herramienta imprescindible en cualquier compañía.

La versión telefónica del TPV es una de las modalidades más utilizadas últimamente por su fiabilidad y facilidad de uso. Para realizar un pago mediante el teléfono, el cliente es transferido a un sistema automático que recopila los datos personales y de su tarjeta y los comunica a la entidad bancaria, de forma que se realice la transacción.

 

¿QUIERES SABER MÁS DE ESTE SERVICIO?
PAGO TPV EN LA CENTRALITA

Ventajas de un TPV virtual para pagos telefónicos

Son muchos los beneficios que aporta el uso del TPV virtual a la hora de realizar pagos telefónicos, especialmente para los departamentos de Ventas o Atención al Cliente que emiten o reciben numerosas llamadas diarias, de las que un gran porcentaje acaban en venta.

De la misma manera, es importante que los Call Center cuenten con un software adecuado      instalado en la nube. Para ello, no se necesita realizar ninguna inversión previa en cada uno de los equipos, y será el proveedor de VoIP el que se encargue de la configuración y de su actualización, de manera remota, en la mayoría de los casos, y sin necesidad de interrumpir el trabajo de los agentes.

Este software debe incluir además la posibilidad de utilizar el sistema de pago TPV virtual, ya que se trata de una opción realmente recomendable, por ello es uno de los métodos más utilizados para pagos telefónicos. Estas son algunas de las razones de su éxito:

  • Baja morosidad: puesto que el pago se realiza inmediatamente después de adquirir el producto o servicio, y además se gestiona mediante la tarjeta de crédito o débito del consumidor llevando a cabo el cargo en ese mismo momento, la morosidad es prácticamente nula. Es decir, es un sistema prácticamente inmediato, por lo que no da lugar a problemas en el pago.
  • Aumento de las ventas: de la misma manera, puesto que es una operación realmente rápida, el cliente no tiene tiempo para pensarse dos veces la decisión de comprar el artículo, ya que desde la misma llamada se le pasará al sistema automático, en el momento en el que dé su aprobación y se procederá al cobro. Esto aumenta significativamente las ventas y las dota de una inmediatez muy valiosa para el vendedor.
  • Seguridad en la transacción: es sin duda uno de los sistemas de pago más fiable en la actualidad. Esto se debe, principalmente que los datos del cliente no son manejados en ningún momento por un empleado, y además la información no queda registrada. Por otro lado, la transacción se realiza mediante encriptamiento y protocolos extremadamente seguros, por lo que los clientes pueden estar tranquilos durante todos los pasos del proceso de pago.
  • Gestión de cobros: otra de las ventajas que tiene el TPV virtual es que permite gestionar todos los datos relativos a los cobros realizados por este método desde cualquier lugar, siempre que cuentes con un dispositivo conectado a Internet. Desde el propio software, podremos buscar transacciones pasadas, almacenar las nuevas, e incluso crear informes con datos de cierta importancia, que nos ayudarán a la hora de conocer el desarrollo de nuestro negocio.
  • Integración con otros sistemas de gestión: otra ventaja de contratar un TPV virtual es que se puede integrar tanto con la centralita virtual de la empresa, lo que resulta muy útil, especialmente para Call Centers, como también con otros sistemas de gestión que se utilicen habitualmente, como el CRM o el ERP.

Así, podremos acceder al sistema de pago, directamente desde la ficha del cliente, o vincular a esta toda la información sobre pagos realizados, pendientes o en caso de que los hubiera, podremos gestionar también los pagos recurrentes, entre otra información de utilidad. Las posibilidades que ofrece esta alternativa son muy amplias y extremadamente útiles para el departamento de cobros de cualquier compañía.

¿QUIERES HABLAR CON UN ESPECIALISTA?
900 730 030

  • Comodidad para la a empresa y el cliente: el TPV virtual para cobro telefónico es un método eficaz y cómodo para la empresa, como hemos visto, ya que no es necesario preocuparse por almacenar datos confidenciales, y además se pueden gestionar los cobros de manera sencilla.

 Pero también se tata de un sistema con el que el cliente está familiarizado. Hoy en día, es raro encontrar a alguna persona que no disponga de una tarjeta de crédito o débito. La inmensa mayoría de nosotros ya estamos más que acostumbrados a usarla de un modo constante en todas nuestras compras y transacciones, por lo que se ha convertido en un método de pago con el que nos sentimos cómodos.

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?