Ventajas de la telefonía VoIP frente a la telefonía tradicional

La importancia de las telecomunicaciones en general, y de la telefonía en particular, es indudable. Todas las empresas, independientemente de cómo sean, necesitan comunicarse con proveedores, clientes, trabajadores y en algunos casos, dada la globalización de los servicios, desde países diferentes. Debido a los avances tecnológicos, actualmente conviven en este sector tres tecnologías diferentes: analógica, digital y VoIP, por lo que es conveniente decidir cuál de ellas es la más adecuada para nuestra empresa.

Telefonía analógica

Es la tradicional, pensada para transmitir principalmente voz, aunque también puede hacerlo con determinados datos, como a través del Fax o el ADSL. La señal eléctrica se transforma en ondas de sonido que trasmite la voz a través de unos hilos de cobre entre dos puntos.

Telefonía digital

Las comunicaciones se transmiten en formato digital, pero a través de los cables de teléfono
tradicional. Es la denominada RDSI, y apenas se utiliza actualmente. Aunque tuvo su auge hace una década.

Telefonía VoIP

VoIP proviene del inglés: Voice Over Internet Protocol, que significa voz sobre un protocolo de internet. Se trata de una tecnología donde se transforman la voz y la imagen en paquetes de datos para poder enviarlos a través de Internet. El ejemplo más básico de VoIP es Skype o las llamadas y videollamadas de Whatsapp.

Esto nos permite agregar servicios adicionales que la tecnología tradicional no soporta, como chat de texto, videollamada, o la posibilidad de que la comunicación se lleve a cabo entre más de dos personas.

¿Quieres hablar con un experto en VoIP?

900 730 030

PRUEBA GRATIS NUESTROS SERVICIOS!

¿Quieres hablar con un experto en VoIP?

900 730 030

Pero existen varios tipos diferentes de VoIP:

Dispositivos ATA: son las siglas de adaptador de teléfono análogo y consiste en un dispositivo conectado por un lado al teléfono tradicional, y por el otro lado al enlace a internet. Es la manera más simple de conectarse a través de tecnología VoIP, pero la calidad de la conexión no suele ser óptima.

De ordenador a ordenador: es la más sencilla. Sólo se necesitan dos equipos con conexión a internet y un micrófono. Se accede a la VoIP a través de una aplicación diseñada para ello.

Teléfonos IP: son en apariencia igual que un teléfono tradicional, pero estos utilizan una tecnología que les permite conectarse directamente al modem, o a través de WIFI. PXB IP: son sistemas básicos, muy útiles para usuarios particulares o para empresas muy pequeñas. Cuando hablamos de telefonía a nivel empresarial, lo normal es que necesitemos sistemas más complejos. Hablamos de PABX, en cuanto a telefonía analógica y PBX IP, su equivalente en VoIP.

PABx es una centralita que permite crear conexiones con el exterior a través de la red de cobre de la telefonía tradicional. LA PXB IP es una centralita que utiliza un protocolo IP para funcionar.
Centralita Virtual VoIP: es una centralita en la nube. Es la más novedosa y ventajosa de todas, ya que no existe centralita física en la empresa, esta está alojada en el cloud o nube del operador con el que contratamos el servicio.

Ventajas y de las soluciones VoIP

Una vez aclaradas las diferencias entre las tecnologías analógica y VoIP, está claro cómo esta última beneficia más que el resto a las empresas.

Ventajas de la tecnología VoIP:

Disminuir costes: los costes de integración a la hora de instalar una telefonía tradicional son mucho más elevados, y se incrementan a medida que la empresa va necesitando más líneas, ya que el proveedor aumentará la tarifa proporcionalmente a la cantidad.

La tecnología VoIP está gestionada por un software, que una vez instalado admite todas las líneas que queramos añadir, sin coste adicional, aparte del coste del teléfono en sí mismo.

Accesibilidad: la VoIP permite usar un teléfono fijo desde cualquier lugar del mundo, siempre que tengamos una conexión a internet. Y podremos comunicarnos con el resto del mundo sin ningún coste adicional.

Integración con otras aplicaciones. Los sistemas de VoIP permiten integrar en una misma red todas las comunicaciones de voz, datos, e imagen de una empresa. Además, es compatible con servicios de la telefonía tradicional, lo que es muy útil si la empresa utiliza ambos.

Mantenimiento, actualización, y escalabilidad: cuando optamos por esta tecnología, debemos ser conscientes de que está cambiando continuamente, pero la gran ventaja es que tanto su mantenimiento, como la incorporación de nuevos protocolos más novedosas es mucho más barato y más sencillo que con la telefonía tradicional. Por otra parte, a medida que vaya creciendo la empresa y aumenten sus necesidades, se podrán ir incrementando los servicios, y en la mayoría de las situaciones el coste será mínimo. En cualquier caso, mucho menor que en la tradicional.

Más servicios: esta tecnología ofrece un sinfín de alternativas pensadas para mejorar la gestión de las llamadas que con la telefonía tradicional son imposibles de realizar.

Contacta con nosotros

¿Quieres hablar con nosotros?